Ante la suspensión de la agenda de vacunación contra el COVID a menores de 13 años y asociada a esta decisión, la vigencia del debate público en relación a la seguridad de las vacunas, la Unidad de Comunicación de la Facultad de Ciencias mantuvo un diálogo con la Dra. Adriana Delfraro. Docente e investigadora G° 4 de nuestra facultad, responsable de la sección Virología, la Dra. Delfraro integra, en calidad de técnica especializada, la Comisión Ad hoc, que junto con la Comisión Nacional de Vacunas viene realizando la evaluación y seguimiento del Plan Nacional de Vacunación contra el COVID-19.

delfraro_foto.jpgConsultada en primer lugar sobre los objetivos de la vacunación en niños y niñas, Delfraro afirma que “el principal objetivo de la vacunación es proteger el derecho de los niños y niñas a la salud”. En ese sentido explica que si bien la población infantil no es la que ha sufrido las complicaciones más graves del Covid, en la infancia se presentan casos de long covid o Covid prolongado, en los que los síntomas como fatiga, dificultades para respirar, y otros elementos debilitantes pueden extenderse durante semanas o meses más allá de la infección. “Entonces, es importante evitar estas complicaciones en edades tempranas. Así como evitar las hospitalizaciones, que en sí son situaciones estresantes para los niños y las niñas. Se evaluó el balance beneficio-riesgo y se consideró importante disminuir la posibilidad de ocurrencia de casos de COVID prolongado, lograr que los niños y niñas sufran el menor impacto posible de la enfermedad, disminuir riesgos, evitar que pierdan tiempos de estudio y de juego que son significativos para su desarrollo” continúa Delfraro. Además, se estableció como primera prioridad los niños con algún tipo de comorbilidad, que tienen un riesgo mayor de sufrir complicaciones (oncológicos, inmunodeprimidos, entre otros).

En relación a la confiabilidad de las vacunas disponibles, la investigadora afirma que “desde el primer momento la comisión Ad Hoc, en la que trabajamos desde agosto 2020 un grupo de investigadores, técnicos y especialistas de varias instituciones y con diversas especialidades, ha realizado una evaluación rigurosa tanto de las vacunas disponibles, así como de los procedimientos, resultados e impactos. Fue en base a este riguroso análisis y en un proceso dinámico de discusión de la información disponible en cada momento, que se fue avanzando en la campaña y se fueron incorporado grupos a vacunar”. Además de aportar el conocimiento que generan las distintas instituciones involucradas y considerar la información nacional en la materia, la comisión revisa las publicaciones y documentos más actualizados, que van surgiendo de la comunidad científica internacional y de las agencias reguladoras en la temática.

Frente a las reiteradas consultas sobre los tiempos requeridos para evaluar los posibles efectos adversos las vacunas Delfraro explica que “estos efectos se monitorean continuamente en lo que se denomina fase IV, luego de autorizada una vacuna” Esta vigilancia es continua y permite observar “en terreno”, con un número creciente de dosis administradas, la eficacia real de la vacunación y la frecuencia y tipo de efectos potencialmente asociados a la misma. En nuestro país, la unidad de farmacovigilancia del MSP recibe, registra, analiza y realiza el seguimiento de cada una de las denuncias relativas a efectos adversos posiblemente asociados a la vacunación”. Sobre el alcance del trabajo de la Comisión Ad Hoc, y la forma en que se da a conocer la información vinculada al Plan de Vacunación, la investigadora explica que la comisión tiene un rol técnico asesor, y que tanto las decisiones políticas como de comunicación relativas al tema competen al Ministerio de Salud Pública.

 

Notas de prensa relacionadas: 

Entrevista a Adriana Delfraro - 08/07/2022 Programa En Perspectiva / Radio Mundo 

 

Dirección:

 Iguá 4225 esquina Mataojo

Montevideo, 11400

Uruguay

Teléfonos:

Tels: +598 2 525 8618 al 23 

Fax:  +598 2 525 8617 

 

Redes Sociales

Twitter @FcienUdelar